Revolución Federal (Guerra Federal): 20 de febrero de 1859 (I Parte)


Hemos visto que las tensiones políticas se han agudizado desde el año 1858 con los sucesos que llevaron al poder al General Julián Castro, en la llamada Revolución de Marzo de ese mismo año. Los Generales Juan Crisóstomo Falcón y Ezequiel Zamora, han sido expatriados por decretos presidenciales. Ambos se habían negado a participar en los sucesos de marzo de 1858. El Gral. Falcón centra sus actividades en las islas de Bonaire, Aruba, Curazao y Saint Thomas. Desde el exilio inicia sus actividades como conductor del nuevo proceso revolucionario, encabezando las acciones de todos los exiliados políticos en las islas del Caribe. Es considerado Falcón por los liberales, como el jefe del movimiento que se está gestando. Mientras tanto, el General Ezequiel Zamora, cuñado de Falcón,  hace lo mismo desde Curazao, estableciendo contacto con otros miembros subversivos, manteniendo contacto permanente con el General Falcón.

Ya en 1859, la insurrección se ha extendido por todo el territorio venezolano. Los grupos armados, quienes han venido actuando desde el año anterior, comienzan a extenderse por el apure, oriente, occidente y llanos centrales. Mientras en el país la llama de la revolución arde, en el exilio se había constituido desde el año 1858, una Junta Patriótica, formada por el Dr. Félix María Alfonzo, Lic. Antonio Leocadio Guzmán, Ramón Anzola Tovar, Napoleón Arteaga y Carlos Sanabria. Ellos se encargaban de los trabajos revolucionarios y al efecto habían finalizado el programa a llevarse a cabo. 

Entre otros puntos tenemos: proclamación de un sistema federal; prohibición de la esclavitud, títulos nobiliarios, fueros excepcionales, monopolios y privilegios perpetuos; abolición de la pena de muerte; libertad absoluta de prensa; independencia electoral y judicial; democracia plena, etc. Este programa fue presentado al Gral. Falcón el 7 de diciembre de 1858, en Saint Thomas, en su carácter de Jefe de la Revolución, quien le dio su aprobación. Ahora le correspondía ocuparse del apoyo logístico para seguir adelante con el plan.

Mientras esto sucede en Saint Thomas, en Curazao y especialmente en Trinidad, los revolucionarios allí residentes organizaban invasiones por su cuenta, tanto al oriente como al occidente, sin intervención del Gral. Falcón, pero sin ánimos de desconocer su autoridad. Estos planes estaban listos para desencadenarse en el mes de febrero de 1859. 

El Gral. Ezequiel Zamora, desde Curazao, mantenía estrecha relación con los revolucionarios de Coro, promoviendo un movimiento insurreccional, el cual se adelantó a los planes previstos, estallando la noche del 20 de febrero de 1859. El Comandante Tirso Salaverría, designado por el Gral. Falcón como jefe del movimiento en Coro, en compañía de unos 70 hombres de su organización, a los gritos de ¡Viva la Federación! ¡Abajo el Gobierno!, se apoderaron, sin combatir, del cuartel de la guarnición y del parque, unos 900 fusiles, dos cañones y otros elementos de guerra. Inmediatamente se formó una Junta revolucionaria, formada por los Sres. Juan Navarrete, Pedro Torres, José Toledo y Nicolás Zalderriaga.

Al día siguiente, 21 de febrero, el Cmte. Salaverría publicó una proclama anunciando la revolución, sus alegatos y propósitos. Por medio de esta proclama, Salaverría lanza el primer grito a nombre de la Federación y reconocen como Jefe al Gral. Juan Crisóstomo Falcón, aunque esos grupos pertenecían al Comando del Gral. Ezequiel Zamora. Se iniciaba así la Revolución Federal, lo cual daría inicio al período llamado también de la Guerra Federal, y es después de la Guerra de Independencia, la guerra civil más cruenta que haya ocurrido en Venezuela, tratando de resolver los problemas políticos que no se concretaron en el período independentista.

Continuará...



No hay comentarios: